El Cielo ya no es azul

   
Hubo un tiempo, donde el cielo era azul, donde el gris en lo alto era signo de que estaba por llover.

Hoy el gris domina la lejanía y la cercanía, ante la mirada triste del buen observador, que extraña un color particular en el panorama.

Por mucho tiempo escuche que el único animal que escupe el agua que se toma es el hombre, pensé que solo era un dicho.

Las quemas, la destrucción de los bosques, las emisiones de los vehículos y las fábricas son esa escupida al agua (aire) que tomamos (respiramos).

Dicen que nunca es tarde para empezar, empezar a cuidar el agua y aire que necesitamos para sobrevivir, en un mundo que día a día deterioramos cada vez más.

Es momento de actuar, la basura dejemos de quemarla, el agua dejemos de desperdiciarla, hay que llenarnos de conciencia hoy, para no lamentarnos mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *